PROYECTO EDUCATIVO

QUIENES SOMOS:

El proyecto educativo Kimen Montessori nace de la iniciativa y del impulso de un grupo de padres que han querido crear un espacio educativo inspirado en la metodología y filosofía Montessori, que transforme el proceso de enseñanza – aprendizaje en una práctica real y concreta, humana, participativa, inclusiva y en total respeto con el medio ambiente en el cual nos encontramos insertos.

Este proyecto nace del deseo y de la voluntad de concretar una metodología pedagógica en total coincidencia y práctica con el ejercicio de la vida cotidiana donde todos los actores sean parte imprescindible de este proceso, opinantes, pro-activos y diversos.

Este impulso emerge para dar cuerpo a un colegio que quiere guiar la construcción de personas coherentes con los principios y valores montessorianos, insertos en un medio social en el cual sean seres humanos críticos, reflexivos e integrales, personas que no sólo busquen su propio bienestar sino también el de su entorno, personas al cabo finalmente felices.


CARTA  A LA COMUNIDAD DEL COLEGIO KIMEN MONTESSORI

María Montessori solía decir “Vivo en un planeta llamado Tierra que gira alrededor de una estrella llamada Sol”. Comparto con ella esta visión de ciudadana del mundo porque nací y crecí en Bélgica y a los treinta años,  llegué a Chile con mi marido y mis dos hijos.  Descubrí la filosofía y metodología Montessori al buscar un colegio  para ellos, lo que me hizo crecer como persona y como profesional. Después de ocho años en el colegio Huelquén, fui llamada a liderar el proyecto educativo del Rayen Mahuida, por lo que estudié dos magíster en administración, gestión y dirección escolar de calidad, además de consultoría educacional en Fundación Chile. En el año 2010, me sume al equipo directivo del colegio Barrie Montessori que fundó María Rosa Becker, una guía reconocida en el país por su visión holística de la educación. Después de cuatro años de una experiencia laboral interesante, centrada en reflexión pedagógica, acompañamiento y capacitación docente, regreso como cofundadora del colegio Kimen Montessori, un nuevo Proyecto Educativo Montessori que voy a liderar desde la convicción de que un cambio de paradigma educativo es ineludible, desde un profundo sentido de responsabilidad, una valoración a la labor docente y del trabajador en general, con una gran capacidad de trabajo, una motivación por seguir investigando y aprendiendo, desde el conocimiento, la trayectoria y la experiencia  ya adquiridos y, sobre todo desde un profundo respeto, comprensión y cariño por los niños, niñas y jóvenes.

Agradezco profundamente la confianza que depositaron en mí las familias impulsoras de este gran sueño, Contreras Hernández y los  Elizalde Aldridge, personas que conozco hace más de doce años y que tienen una forma de estar en el mundo junto a su familia y con los demás, coherente con este paradigma educativo basado en la filosofía y metodología Montessori.

Para nosotros cinco, el aprendizaje significativo está ligado a la felicidad. Nadie puede disponerse a aprender desde la tensión, el stress o la angustia. Los niños, niñas y jóvenes requieren de un clima tranquilo y seguro para poder procesar la información y socializar el aprendizaje.

A la vez, junto al equipo educativo queremos rescatar la mística de un proceso de enseñanzaaprendizaje más humano, colaborativo y creativo, desde la filosofía y metodología Montessori, centrado en el desarrollo de competencias tales como el trabajo en equipo, la toma de decisiones y el pensamiento crítico.

Desde la oportunidad de contar con este espacio natural, se hace imprescindible, enseñar y aprender a cuidar el medio ambiente, enseñar a reducir, reutilizar y reciclar. Por lo mismo, trabajaremos en la separación de residuos, el cuidado de una huerta orgánica y de una vermicompostera sin dejar de mencionar nuestra recursería que trata de organizar y clasificar materiales reutilizados y transformarlos en recursos desde la creatividad. Esta toma de conciencia vivenciada desde la formación de hábitos, nos dé la posibilidad de educar para la
sustentabilidad.

Creemos en una educación integrada que busca descubrir talentos y potencialidades, atendiendo y valorando la diversidad porque, en ella está la riqueza de la humanidad y la posibilidad de educar para la paz.

Patricia Vandoorne